Existir es diferir: la razón de la inteligencia humana

Copiar no es únicamente un proceso cultural o computacional, es también uno de tipo biológico y el cual según nuevas líneas de investigación científica podría ser la razón de la inteligencia humana.

Un error de edición que sucedió durante el proceso de copia de DNA, creó las mutaciones de las células cerebrales que nos distinguen de los primates.

Cuando una célula se divide, primero copia su genoma entero. Durante este proceso pueden suceder errores. La célula por lo general arregla sus errores en el DNA. Pero cuando esto no sucede, se convierten en cambios permanentes llamados mutaciones, que algunas veces son dañiños y otras ayudan, aunque usualmente inocuos.

Un tipo de error es la duplicación, cuando la máquina de copiado del DNA accidentalmente copia una sección del genoma dos veces. La segunda copia puede ser cambiada en copias futuras — ganando mutaciones o perdiendo partes.

El investigador Franck Polleuz afirma que se ha centrado la atención equivocadamente en ciertos tipos mutaciones, ya que hay 30 genes que han sido duplicados selectivamente por los humanos y a los cual se refiere como ”innovaciones genéticas”.

Uno de los genes que han sido duplicados al menos dos veces durante la evolución humana es el llamado SRGAP2, el cual esta involucrado en la construcción de la corteza cerebral. Su primera copia genética se realizó hace 3.5 millones de años y la segunda hace 2.5 millones de años.

La copia incompleta del gen, apareció a la par de la extinción del homínido Australopithecus, haciendo espacio para el surgimiento del género Homo, el cual dio paso al humano moderno.

Existir es diferir

Gabriel Tarde, un sociólogo y criminologo francés, exploró desde el siglo XIX las coincidencias del proceso de copia entre organismos biológicos y sociales; para explicar la forma en la cual la imitación y la repetición.

Gabriel Tarde considera que la innovación depende de las diferencias creadas por la imitación y la proliferación, los cuales a su vez dependen de la repetición, la oposición y la adaptación. Para Tarde, existir es diferir.

Con la cultura y el conocimiento el proceso no es muy distinto a este fenómeno de duplicación y diferenciación de células.

La evolución y la copia son inseparables.

Via: discovery

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s