Las Matemáticas sobre el Copyright

Para justificar leyes como SOPA o tratados como ACTA para radicalizar la protección propiedad intelectual, quizá una de las más problemáticas y ridículas son las cifras y cálculos —completamente incomprobables— que presenta el Complejo-Industrial-del-Entrenimiento para justificar sus abusivas acciones.


Todo empieza con una de las tantas cifras mágicas e imposibles de comprobar de la MPAA, quienes claman pérdidas por 58 millones de dólares al año debido al “robo de copyright”.

No vamos a perder el tiempo explicando que no existe tal cosa como robar copyright, mejor como Reid propone, hay que analizarlo de la forma en la cual un matemático del copyright lo haría.

Reid nos demuestra que estos 58 millones de pérdidas, equivaldrían a toda la producción de frutas, maíz, tabaco, algodón y arroz en Estados Unidos… y para poder hacer sentido de esta alucinación se necesitan Las matemáticas del copyright— se hunde a una velocidad de 8 billones de dólares desde que apareció Napster, al mismo tiempo que sus ganancias por licencias de programas de tv, cable, radio entradas a películas, etc..

Si las pérdidas desde Napster son de 8 billones, ¿dónde están los otros cincuenta billones? pregunta Reid. La respuesta: piratería de tonos para teléfonos.

Rob Reid también explica la curiosa cifra de 373 mil empleos perdidos anualmente que la MPAA le atribuye al robo de contenido, aún cuando hay datos que prueban que su industria solo emplea 170,000 personas, lo cual de acuerdo a las matemáticas del copyright daría un resultado negativo, si fueran ciertas.

Reid nos demuestra que en ese año (1999) el reproductor de MP3 más avanzado (el desaparecido RIO) solo podía almacenar 32MB o algo así como 10 canciones, lo cual utilizando el número mágico equivalía a un millón y medio de dólares. Los iPods hoy en día pueden almacenar 40 mil canciones… lo cual equivale a ¡los famosos 8 billones de dólares en pérdidas económicas o 75 mil empleos!

Aplausos a Rob Reid por demostrar magistralmente la mentira detrás de la vencida retórica de que copiar equivale a una pérdida. No solo se dedicaran a repetir mentiras diseñadas para pedir más protección de la propiedad intelectual de algunas compañías transnacionales, que en realidad ya no deberían ni de existir.

Después de ver el video de la increíble presentación de Rob Reid se me ocurrió una solución para los males fabricados de la industria más tóxica e innecesaria en nuestros días: la tragicomedia.

Esta acción sería algo en verdad algo creativo, que les dejaría dinero — que es lo único en lo que piensan— y además, los alejaría del internet y los recintos legislativos — algo que definitivamente, la sociedad les agradecería infinitamente.

Via: alt1040

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s