Combustión espontánea humana ¿realidad o mito?

Quizá cuando nombramos estas tres palabras, “combustión espontánea humana” te viene a la mente la Antorcha Humana de los 4 Fantásticos, pues en este caso no, hablamos de los casos de personas en la vida real que se incineran a sí mismos sin ninguna causa probable de gasolina, fósforos, etc…

La combustión espontánea es el incendio del cuerpo humano sin una fuente de ignición externa identificable. Este tipo de quemaduras algunas veces pueden ser quemaduras superficiales, ampollas en la piel, puede salir humo por los poros o como ha ocurrido en muchos casos la incineración completa del cuerpo de la persona quedando reducido a nada.

¿A qué se debe este fenómeno?
Varios científicos teorizan que el cuerpo humano está cargado de energía que como sabemos, el ser humano no sabe manejar al igual que cuando dicen que solo usamos el 10% de la capacidad de nuestro cerebro, lo que hace que algunas veces descargamos esta energía y la transformamos en “alto voltaje”. Hay dos tipos de incineración por nuestra energía; la primera es la fricción, que es la más común, algunas veces pasamos nuestras manos con sillas o sofás y vemos como esta “energía” hace que nuestros pelos se levanten, al igual que tocamos a algunas personas, se tocan y sueltan chispas o también les sucede tocando objetos.

Y la segunda forma de que las personas puedan incinerarse, es por medio de una subida de la temperatura del cuerpo, es decir, con fiebre super recontra alta, y que aunque no prendas fuego a tu cuerpo, los órganos por dentro se van quemando por la alta temperatura de la sangre, y obviamente dejan de funcionar.

Algunos casos de escepticismo
Un caso históricofue el de la condesa Gorlitz. En 1847, el conde Gorlitz llegó a casa y no pudo encontrar a su esposa. Cuando se forzó la puerta de su habitación privada se halló su cuerpo parcialmente incinerado. La habitación había sufrido daños por el fuego y estaba desordenada. Surgió la cuestión de si esta muerte (en una habitación aparentemente cerrada) había sido provocada por la combustión espontánea. Tres años después, un hombre llamado Stauff, antiguo sirviente de la condesa, fue acusado de su asesinato, confesó que había ido a la habitación de la condesa y que al ver joyas y dinero allí, sintió tentaciones. La condesa regresó inesperadamente y le sorprendió con las manos en la masa. Stauff la estranguló, y para cubrir su crimen, amontonó objetos sobre el escritorio y les prendió fuego.

¿Ustedes qué creen? ¿Es realidad o es pura ficción y se tratan de asesinatos o accidentes de hogares?

Via: Taringa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s